SAN PEDRO DE MACORIS.-  Ramón Ortiz llegó a las Estrellas Orientales, apenas en diciembre pasado.

 

Seleccionado en el sorteo de jugadores nativos de equipos eliminados, la estada de Ortiz en el equipo Oriental data de menos de un mes. Sin embargo, su presencia en el terreno de juego, en el camerino, la compenetración que ha logrado con sus compañeros, todo ello lo hace parecer como un “estrellista” de vieja data.

 

“Vine aquí a ganar. Por eso estoy aquí”,  manifestó Ortiz, cuando fue cuestionado sobre la entrega que ha puesto en su labor con las Estrellas.

 

“El es un veterano que sabe lo que se debe hacer para ganar”, dijo el mánager de las Estrellas, Bobby Magallanes. “El sabe que debemos estar unidos, con entusiasmo”.

 

Ortiz (3-1 en el Round Robin) llevará su calidad y espíritu combativo al montículo esta noche (8:00 p.m.), en el Estadio Tetelo Vargas, en el segundo partido de la Serie Final entre las Estrellas y los Toros del Este, la cual domina ese último equipo 1-0.

 

El derecho, quien también viajará desde su natal Cotuí a San Pedro de Macorís cargado con su contagioso entusiasmo, tendrá sólo tres días de descanso, desde su última salida, el domingo pasado, cuando ayudó a derrotar 10-1 a los Leones del Escogido, para forzar un juego de desempate con los Gigantes del Cibao, el cual eventualmente ganaron las Estrellas, para llegar a la Final.

 

“Estamos confiados plenamente en él”, dijo Magallanes sobre el derecho. “Ya él tuvo una salida con sólo tres días de descanso y lo hizo bien”.

 

En el Round Robin o Serie Semifinal, Ortiz lanzó el 30 de diciembre, frente a los Gigantes, con sólo tres días de descanso, en lugar de los cuatro acostumbrados, y se anotó su primera victoria con las Estrellas; después de lanzar seis entradas en blanco, con cuatro hits permitidos.

 

“El siempre ha sido un lanzador de los juegos grandes. De esos que se crecen en la presión. Esa fue una de las razones por las cuales lo reclutamos”, explicó Eddy Toledo, gerente de Operaciones de Béisbol de las Estrellas sobre Ortiz, quien en la temporada regular tuvo récord de 1-4, con efectividad de 4.06, mientras la oposición le bateaba .306, una actuación que muchos señalan fue una de las causas de la eliminación de los Tigres, en la ruta hacia la postemporada.

 

En cambio, con las Estrellas, Ortiz se ha convertido en el “as” de su rotación de lanzadores abridores en la actual postemporada.

 

“Ante la ausencia de Radhamés Liz, él (Ortiz) ha sido en los playoffs el principal caballo de batalla en nuestra rotación de abridores”, señaló Toledo. “Pensamos que tenemos una gran oportunidad de empatar la serie”.

 

La Final entre Estrellas y Toros está pactada a un 9-5. El ganador se coronará campeón de la justa. Algo que Ortiz ha logrado otras veces con los Tigres y que espera repetir con los Orientales.

 

“Sé que este equipo tiene mucho tiempo (42 años) que no gana. Pero yo vine a ganar”, enfatizó Ortiz.

 

Los Orientales ganaron un torneo por última vez en la temporada 1967-1968, cuando derrotaron en la Final a los Leones del Escogido. Antes de esta oportunidad, la última vez que asistieron al clásico de final de temporada fue en la contienda de 1999-2000, cuando perdieron ante las Aguilas.

 

“Yo no sé de lo que ha pasado antes”, dijo Ortiz. “Yo sólo sé que vine a ganar”.

Por: OSVALDO RODRIGUEZ SUNCAR

Ramon Ortiz fue escogido por las Estrellas en el Draft de nativos.