LA ROMANA.- El derecho José Rosario (0-1) explicó que su bola rápida no estuvo tan controlada como hubiese deseado este miércoles, cuando sólo pudo lanzar durante las primeras 3.1 entradas, en la derrota de las Estrellas Orientales (3-5) ante los Toros del Este, en el Juego 1 de la Serie Final, en el torneo de béisbol profesional dominicano.

 

“Mi recta no estuvo bien. No tuve la mejor localización”, dijo Rosario, quien no obstante cree que fue perjudicado por la llamada de los árbitros en momentos cruciales.

 

Así piensa también el receptor Edwin Bellorin, quien señaló entre las llamadas de los árbitros que alegadamente perjudicaron a las Estrellas una que se produjo en una jugada en la tercera base, en la tercera entrada, cuando el juego estaba 3-0, a favor de las Estrellas.

 

La jugada en cuestión se produjo cuando los Toros tenían corredores en segunda y primera, sin out. Martin Maldonado tocó la bola por el lado izquierdo. Rosario atrapó la bola y se la pasó al antesalista Alex Valdez, pero el corredor de segunda base, Danny Richard, fue declarado “safe” por el árbitro Domingo Polanco.

 

Luego, Richard anotó la primera carrera de los Toros, por rodado para out forzado en segunda, conectado por José Constanza.

 

Otro jugador de las Estrellas que estuvo inconforme con la llamada de los árbitros fue el jardinero derecho y cuarto bateador en su alineación Buck Coats, quien fue expulsado del partido, en la tercera entrada, por el árbitro del plato, Jordan Baker.

 

Coats protestó un tercer strike (cantado), con el cual fue ponchado por el lanzador Raúl Valdés y eso le valió ser expulsado del partido por Baker.

 

Magallanes resta importancia

 

Por su parte, el mánager de las Estrellas, Bobby Magallanes, restó importancia a las decisiones de los árbitros y su influencia en el resultado del partido.

 

Magallanes, cuando fue cuestionado al respecto, sólo se limitó a decir que los árbitros son parte del juego.

 

Por: Osvaldo Rodríguez Suncar.

José Rosario abridor Estrellas Orientales