El lanzador de los Medias Blancas de Chicago y activista por los derechos de los animales Mark Buehrle recientemente le dijo a MLB.com que había ocasiones en esta temporada que deseaba que el mariscal de los Eagles de Philadelphia Michael Vick se lesionara en el campo.

En 2007, Vick fue declarado culpable de un delito grave relacionado con peleas de perros y pasó 19 meses en prisión.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

“Tuvo un gran año y un gran regreso, pero hubo momentos en los que viendo el partido,  yo sé que es malo decirlo, pero hubo momentos en los que esperábamos que se lastimara”, dijo Buehrle. “Por todo lo que hicieron con estos perros, algo malo tiene que pasar con estos chicos.”

En algún momento después que la historia fue publicada en MLB.com, las citas fueron retiradas.

Buehrle y su esposa Jamie, tienen tres perros y son activos en la promoción de los derechos caninos.

De MLB.COM, Traducción por: Orlando Méndez Editor