La de anoche fue una de esas en que no importó el buen juego a la defensa y la ofensiva de las Águilas Cibaeñas, pues el béisbol es así. Aunque un conjunto juegue a la perfección, el contrario puede alzarse con la mejor parte. Esto fue lo que ocurrió, pero los jugadores y el dirigente siguen con la frente el alto y listos para recuperar la primera posición.

Apoyados en buena labor monticular de cuatro lanzadores, encabezada por el abridor Chris Leroux, los campeones nacionales Toros del Este continuaron su buen inicio al derrotar en juego cerrado 3-1 a las Águilas Cibaeñas en el Estadio Cibao.

Después de permitir una anotación en la primera entrada, el pitcheo de los Toros mantuvo a raya a las cuyayas, al tirar ocho ceros consecutivos.

Ganó Chris Leroux (1-0), que siguió con su buen inicio de temporada, al retirar 13 de los últimos catorce aguiluchos que enfrentó.

Espació sólo una carrera en seis entradas, permitió cinco hits, concedió un boleto y ponchó tres. El trabajo de los relevistas fue de José Lugo (7), Osiris Matos (7 y 8) y Jairo Asencio, quien sacó el cero en el noveno para adjudicarse su tercer salvamento de la temporada.

Perdió en rol de relevo Ángel Castro (1-1), al permitir las tres anotaciones. Greg Smith, el debutante lanzador de las Águilas, salió sin decisión, al lanzar tres y un tercio en blanco, permitió cuatro indiscutibles y abanicó un bateador.

Las Águilas atacaron temprano. En la primera entrada, Juan Carlos Pérez abrió con sencillo, robó segunda y con error en tiro del receptor Alberto Rosario, avanzó a tercera, Héctor Luna lo remolcó con imparable al jardín izquierdo, para la primera y única carrera mamey en el juego.

Los Toros, tomaron el comando en la pizarra, al anotar tres carreras en el quinto episodio. Frente al relevista Ángel Castro, el designado José Constanza abrió con hit, después de dos fuera, Ricardo Nanita recibió transferencia, hubo doble robo y Matt Hague conectó imparable impulsador de dos, con el tiro a la goma avanzó a la intermedia y anotó con sencillo de Danny Richar.

Texto cortesía de http://www.aguilas.com.do