SAN LUIS (AP) — Cientos de fanáticos de los Cardenales de San Luis acudieron el miércoles a la presentación de una estatua de Albert Pujols a las afueras del restaurante del toletero dominicano.

Algunos de los fanáticos le pidieron que se quede con el equipo. Pujols no mencionó la agencia libre durante su discurso, a la sombra de su estatua de bronce de tres metros (10 pies) de alto y 500 kilos (1.100 libras) de peso.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El inicialista de 31 años es agente libre por primera vez en su carrera, tras jugar sus 11 primeras temporadas con los Cardenales.

El equipo y Pujols no negociaron una renovación de contrato durante la temporada de Grandes Ligas, que culminó con un triunfo sobre los Rangers de Texas en la Serie Mundial.

La estatua fue pagada por un donante anónimo hace dos años. La escultura es obra de Harry Weber, y es similar a las que Weber hizo de varias leyendas de los Cardenales a las afueras del estadio Busch.