Por Richard Durrett
ESPNDallas.com

ARLINGTON, Texas — El as japonés Yu Darvish estará lanzando en uniforme de los Vigilantes de Texas en el 2012.

Darvish acordó un contrato de seis temporadas valorado en $60 millones justo antes de la hora límite de las 4:00 pm CT del miércoles.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El acuerdo llega justo 30 días después de que los Vigilantes ganaran la puja por los derechos para negociar con Darvish y sus representantes, Don Nomura y Arn Tellem, al someter una posta record de $51.7 millones. El equipo ahora le enviará ese dinero al equipo Nippon-Ham Fighters y Darvish vendrá a Estados Unidos a lanzar en las Grandes Ligas por primera vez.

Darvish, quien sigue en Japón, estará en Arlington este viernes para una conferencia de prensa..

El espigado lanzador, de 25 años, tuvo marca de 18-6 la pasada temporada en Japón con la mejor efectividad de la liga, 1.44, y 276 ponches. Embasó apenas a 36 bateadores en 232 entradas. Los escuchas alaban el control de la recta de y algunos afirman que es un lanzador de siete pitcheos, lo que incluiría todos los pitcheos conocidos excepto un cambio.

Darvish, de 6 pies 5 pulgadas y 220 libras, lanzó en el Clásico Mundial de Béisbol 2009 con Japaón y en las Olimpiadas del 2008 en Beijing. Tenía 18 años cuando comenzó su carrera profesional, y luego de su temporada de novato, en la que tuvo números promedios, consiguió marca de 12-5 con efectividad de 2.89 y 115 ponches en su segunda temporada (2006). Ha sido consistente desde entonces, compilando record de 93-38 con efectividad de 1.99 en su carrera en Japón.

Los Vigilantes creen que será uno de sus principales lanzadores en la rotación en los años venideros y que lo será durante los mejores años de su carrera. Es una adición importante para una rotación de los Vigilantes que no tiene un verdadero As No. 1 desde que C.J. Wilson se fuera a los Angelinos de Los Angeles con un contrato de cinco años y $77.5 millones en diciembre pasado.

No está claro donde se ubicará a Darvish en la rotación de los Vigilantes cuando comience la temporada, pero el manager Ron Washington ya dijo que el veterano Colby Lewis será su lanzador en el Día Inaugural. El resto de la rotación se decidirá durante los entrenamientos primaverales. Los primeros tres juegos de la temporada serán contra los Medias Blancas de Chicago, seguidos de tres partidos en casa ante los Marineros de Seattle — e Ichiro Suzuki.

El interés de los Vigilantes en Darvish data de hace algunos años. Ellos tuvieron un escucha en practicamente todas sus salidas en el 2011, y el gerente Jon Daniels lo observó en persona en el verano pasado. El equipo ha aumentado su presencia y operaciones en la región del Pacífico en años recientes, siendon Lewis su mayor éxito.

Darvish visitó Texas por primera vez a principios de mes para palpar el lugar. Tomó un tour por el Rangers Ballpark en Arlington, observó un video especial que el equipo preparó para él y que incluye algunas de sus mejores actuaciones de pitcheo, videos de los Vigilantes en postemporada y mensajes de Josh Hamilton y Nolan Ryan, entre otros. Darvish también se reunió con varios jugadores, incluyendo a Hamilton y Ian Kinsler, y habló con Ryan y el manager Ron Washington. También cenó con el coach de pitcheo Mike Maddux.

“La mayor impresión que tuve, o la cosa que más me sorprendió, es ver cuan grande es,” dijo Maddux, haciéndose eco de lo dicho por Hamilton, Kinsler y Ryan. “Es grande.”

La gran interrogante para Darvish es si, contrario a algunos de los lanzadores japoneses que han llegado en tiempos recientes, su repertorio puede sobresalir a nivel de Grandes Ligas. Los escuchas de Texas apuestan a que si, y también Lewis, quien venció a Darvish en 2008 cuando Lewis lanzaba en Japón.

“Si puedes lanzar strikes, golpear la zona y sacar a los tipos de out, no importa en la liga que juegues,” dijo Lewis la semana pasada. “Si puedes controlar la recta y hacer lo que tienes que hacer para sacar los outs, puedes tener éxito aquí también.

“Tiene un repertorio poderoso, especialmente en esa liga allá. Lo que más me sorprendía era el control de su recta. Si puede hacer lo mismo aca, va a tener éxito.”