Joe Paterno, ex coach de futbol colegial de la Universidad de Penn State quien recientemente se vio involucrado en un escándalo, murió a los 85 años.

Joseph Vincent Paterno (nació en 21 de diciembre de 1926), también conocido por su apodo JoePa, fue el entrenador del equipo de fútbol americano de la Universidad del Estado de Pensilvania desde 1950 hasta 2011. Llevó a dicha universidad a ganar 2 veces el campeonato de la NCAA en 1982 y 1986.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Su familia dio a conocer su muerte este domingo por la mañana.

Su hijo, Scott Paterno, anunció el 18 de noviembre que su padre recibía tratamiento por cáncer de pulmón, el cual le fue diagnosticado a mediados de noviembre durante una visita al médico para darle seguimiento a una enfermedad de los bronquios.

La histórica carrera de “JoePa” incluye 409 triunfos en 46 temporadas y dos campeonatos nacionales.

Controversias y críticas

Desde que Paterno se hizo cargo del puesto de entrenador de Penn State, la universidad nunca ha estado bajo sospecha para la NCAA, a pesar de diferentes hechos que podrían haber posibilitado una reclamación.

En 2002, Paterno persiguió a uno de los árbitros del partido que les enfrentaba a la Universidad de Iowa a causa de una decisión del mismo que consideró que un pase recibido por uno de los jugadores de Penn State estaba fuera de los límites del campo, cuando la repetición de televisión reveló lo contrario. Penn State, que había remontado desde un 35-13 en contra hasta un empate a 35, acabaron perdiendo el partido en la prórroga.

Pocas semanas más tarde, en el último minuto del partido contra Michigan, el mismo receptor que en el partido de Iowa recibió un balón que hubiera supuesto la victoria de su equipo, pero el árbitro no dio el pase como completo, a pesar de que la repetición de la jugada volvió a demostrar que los dos pies del jugador estaban en la zona de marca. En 2003, la Big Ten Conference fue la primera Conferencia de la NCAAen adoptar la medida de la repetición instantánea (instant replay), algo que todo el mundo consideró que había sido influencia de Paterno. Al año siguiente, casi todas las conferencias de la División I de la NCAA adoptaron esta regla.1

El 9 de noviembre de 2011, Joe Paterno fue despedido del equipo de futbol americano de la Universidad por encubrir a un ex asistente acusado de abusar sexualmente a 10 jóvenes en un lapso de 15 años, incluyendo a algunos en las instalaciones deportivas de Penn State.

Hay quienes dicen que Paterno pudo haber hecho más para detener esa situación. Él fue despedido el 9 de noviembre.

Un asistente criminal.

Jerry Sandusky ex asistente de Paterno acusado de abusar sexualmente de niños en el momento en que iba a la carcel

Probablemente el escándalo mas grande en el que se vio envuelto Paterno contribuyo con su muerte. Ver su reputación manchada por otra persona fue mortal para este hombre.

El criminal que cometió el abuso sexual es Jerry Sandusky, un ex-asistente de Joe Paterno y quien fue denunciado por un jovencito de 15 años.

La víctima dijo que Sandusky abusó de él cuando tenía sólo 10 años y el abuso fue dentro del baño de la Universidad Penn State. En estos días, otro asistente de Joe Paterno testificó que él entró a las duchas y se encontró con Sandusky y el niño en pleno acto de pederastia; este asistente reportó lo sucedido a Joe Paterno y luego éste le informó a 2 administradores de la Universidad, los cuales aparentemente también presentaron un reporte al Presidente de la Universidad, quien no hizo nada. En aquel momento ninguno de los que supieron del crimen lo reportó a la policía por lo que todo siguió normalmente y Sandusky eventualmente se retiró de la Universidad. Pero todo salió a la luz recientemente y el entrenador pederasta cosechó lo que sembró; no solo lo metieron preso si no que se le han atribuido 8 nuevos casos de pedofilia, ya que sus jóvenes víctimas lo denunciaron por abuso sexual infantil. Sandusky ejerció como profesor en una escuela de niños desamparados; quienes tenían el perfil idóneo para convertirse en presas muy fáciles del predador pederasta.

Orlando Méndez Editor.