Fuente: solobasket.com

Coach Cal tuvo que esperar a su segunda final universitaria (cuarta presencia en una Final Four: una con UMass, una con Memphis y dos con Kentucky) para alzarse con su primer título universitario.

74.000 testigos directos, que eran los espectadores presentes en el Mercedes Benz Arena de New Orleans, vivieron un espectáculo.

Fue Tyshawn Taylor quien inauguró el marcador con una penetración, y acto seguido Jeff Withey le colocaba un gran tapón a Terrence Jones. Los Jayhawksquerían dejar claro que no habían llegado a la final de vacaciones y Elijah Johnsonconfirmaba lo concentrados que habían salido al partido con un triple.

Sin embargo la intimidación y capacidad reboteadora de Anthony Davis sumado al acierto ofensivo de Jeff TeagueDoron Lamb y Jones ponían por delante aKentucky por primera vez (9-11) lo que conllevó al primer tiempo muerto del partido, solicitado por Bill Self.

Tras varias  jugadas chocándose con el muro DavisWithey lograba encadenar dos buenas acciones: dos más uno en ataque más nuevo taponazo en defensa, pero ya se veía que los de Lawrence sufrían más para conseguir anotar y los Wildcatscada vez que podían, salían como flechas al contraataque.

Turno para Michael Kidd-Gilchrist Lamb que ponían en ventaja de nueve puntos a los suyos mediada la primera mitad (14-23)

Uno de los jugadores más destacados de Kansas en la semifinal ante Ohio Statefue Travis Releford, y aparecía en la final con un triple para recortar las distancias pero fue inmediatamente respondido por canastas de Teague y MKG que colocaban ya a diez a los Wildcats (17-27) y nueve minutos para llegar al descanso.

Se empezaba a ver algo de impotencia en los Jayhawks, sobretodo en Thomas Robinson que lo intentaba pero sin acierto y viendo que su rival no se paraba ante nada y seguía anotando. Lamb con un triple frontal colocaba la máxima ventaja para los suyos (19-34) y hacía saltar las alarmas de su oponente que atravesaba un atasco general y tuvo que salir desde el banquillo Kevin Young a despertar a los suyos con buenas acciones defensivas, pero una vez más apareció la veteranía de Darius Miller que con otro triple, colocaba otra nueva máxima renta para los deLexington (21-37).

Tras varias jugadas de ambos equipos plagadas de imprecisiones más que de aciertos, se llegaba al descanso con 27-41.

La defensa de Kansas tenía otra pinta, sobretodo en intensidad y segundas ayudas y a pesar de que seguía costándoles mucho anotar, poco a poco recortaban. Casi cuatro minutos tardó en meter su primera canasta Kentucky y tuvo que ser un inédito ofensivamente en la primera mitad Anthony Davismediante un palmeo que completó seguidamente en defensa con un tapón, uno más. De nuevo ventaja cómoda 30-46 y menos de quince minutos para el final.

El tiempo muerto solicitado por Self motivó a los suyos y Elijah Johnson logró encadenar dos canastas seguidas y la dupla TaylorRobinson parecía despertar para volver a acercarse a los diez (38-48), pero como en ocasiones anteriores siempre que recortaban distancia en el marcador, aparecía el mejor jugador anoche de los Wildcats, Doron Lamb (terminaría con 22 puntos), con dos triples consecutivos que lapidaba la ilusión y esperanzas de los de Lawrence.

Pero Kansas era un digno rival y más con el corazón que con otra cosa, no iban a rendirse y menos cuando llevan demostrando toda la temporada que la clave de su éxito son las grandes segundas mitades. Parecía increible pero todas sus tiros eran bien taponados por Davis, o bien influenciados por su presencia dentro de la zona, lo que disminuía notablemente su porcentaje y es que el mejor jugador del año y futuro número uno del próximo draft de la NBA, a pesar de firmar un partido muy gris en ataque, estuvo enorme bajo los aros (terminaría con 6 puntos, 16 rebotes y 6 tapones).

En un arranque de rabia, Tyshawn Taylor lograba por primera vez bajar de la barrera de los diez puntos (50-59) a menos de cuatro minutos para el final con un triple que rompía su racha de 0/20 triples en la March Madness, y a un espectácular coast-to-coast que terminaba con dos más uno.

Incluso Robinson con dos tiros libres acercaba a los suyos a siete pero los Wildcatssupieron jugar muy bien sus cartas con posesiones largas y canastas clave en instantes finales cuando el reloj de posesión apretaba. Dos tiros libres más con idéntico protagonista les ponía ahora a cinco (57-62) y solamente minuto y medio por jugar.

Kentucky no fallaba desde la linea de tiros libres y el senior Taylor, sabiendo que estaba jugando su último partido como universitario, se empeñaba en luchar hasta el final y seguía engordando sus estadísticas firmando muy buen encuentro y siendo el mejor de los suyos (19 puntos, 4 rebotes y 3 asistencias).

Al final 59-67 y los de Lexington que consiguen su octavo título nacional de laNCAA y otra temporada universitaria que se nos va. No hubo sorpresas y a pesar de una meritoria Kansas, los de Calipari no vieron peligrar el resultado en ningún momento y la lógica se impuso a la épica.